Yuri Buenaventura, Caballero de las Artes y Letras de Francia

Así fue la ceremonia de condecoración de Yuri Buenaventura, cantante y compositor colombiano, quien recibió la Orden de las Artes y Letras en el grado de Caballero como reconocimiento a sus aportes a la cultura francesa y a su trayectoria musical.

El Embajador de Francia, Jean-Marc Laforêt impuso la Orden de las Artes y Letras en el grado de Caballero al Señor Yuri Buenaventura, cantante y compositor colombiano, en una ceremonia en la Residencia de Francia como reconocimiento a sus aportes a la cultura francesa y a su trayectoria musical.

« Yuri Buenaventura fue descubierto en 1996 en Francia por su versión en salsa de “Ne me quitte pas” de Jacques Brel »

Conocido tanto en Colombia como en Francia, Yuri Buenaventura fue descubierto en 1996 por su versión en salsa de “Ne me quitte pas” de Jacques Brel. Radio Nova lo dio conocer al público francés y le ayudó a encontrar un productor y un sello para grabar su primer álbum “Herencia Africana”, por el que recibió en 1996 un Disco de oro, convirtiéndose así en el primer cantante de salsa en obtener esta distinción en Francia.

Yuri Buenaventura salió del anonimato y empezó su carrera como solista entre Francia y Colombia. Incorporó varias canciones del repertorio de la canción francesa, grabó cinco álbumes, una recopilación de sus mejores canciones y compuso la banda sonora de la película “Ma femme s’appelle Maurice” de Jean-Marie Poiré.

Gracias a su popularidad, ha ayudado a difundir una gran cantidad de canciones francesas más allá de las fronteras francesas, particularmente en América Latina, sin dejar jamás de establecer puentes culturales entre Francia y Colombia. Gracias a su gran cariño por Francia, se ha mostrado muy cercano a la Embajada en Colombia y a su servicio de difusión cultural.

Yuri es quizá el salsero más conocido en Francia »

El padre de Yuri, profesor de música y de teatro, le transmitió su pasión por este tipo de expresiones artísticas. Yuri creció escuchando la salsa neoyorquina de la Fania y la canción social de la chilena Violeta Parra. Yuri decide viajar a París, para estudiar en la facultad de Ciencias Económicas de la Sorbona.

Para ayudarse con los estudios, Yuri toca en el metro de París y participa en la "fiebre latina" que se propagó en París a comienzos de los años 1990, cantando con los grupos Caimán y Mambomania. En pocos meses Yuri se convirtió en uno de los cantantes de salsa más conocidos del París latino, conociendo a Camilo Azuquita, Ernesto « Tito » Puente y el venezolano Orlando Poleo.

En el seno de la Orquesta Chaworo, dirigida por Orlando Poleo, Yuri subió un nuevo escalón. En julio de 1996, su concierto en el festival Tempo Latino de Vic-Fezensac quedó grabado en la memoria de los cinco mil espectadores que allí asistieron.

Enseguida, Yuri regresa a Colombia con la idea de grabar su primer álbum "Herencia Africana". De vuelta en París, conoció al productor Remy Kolpa Kopoul, de Radio Nova, quien se entusiasmó por su versión salsa de "Ne me quitte pas" de Jacques Brel y se encargó de darle a Yuri el impulso que necesitaba en los medios de comunicación de Francia. Encontró apoyo en el sello Caracol Europa, bajo la dirección del también colombiano Jairo Pinzón, que con su emisora aliada a Caracol, Radio Latina 99.0 FM, lanzó en 1996 el álbum "Herencia Africana" , con el cual Yuri se convirtió en primer cantante de salsa en obtener un disco de oro en Francia. Gracias a ese apoyo y a su gran talento como autor y compositor, Buenaventura entra a formar parte del sello PolyGram. A partir de este momento Yuri se pone en manos del público que lo puso en lo más alto y lo convirtió en uno de los artistas latinos más influyentes de ese país.

Yuri es quizá el salsero más conocido en Francia que, a través de su música, desea mostrar la cultura de su país.

publié le 30/05/2014

haut de la page