Labcitoyen 2016 : Relato de Alexander y Olga

Alexander y Olga participaron en el Labcitoyen 2016 y nos cuentan todo de su experiencia en Paris.

JPEG

Relato de Alexander

1/ Preséntate en algunas líneas:
Soy Alexánder Martínez, estudiante de la Licenciatura en Francés, en la Universidad Nacional de Colombia, apasionado por la traducción, Julio Cortázar y el trabajo asociativo con comunidades en las áreas de Derechos Humanos, Salud y Educación.


2/ ¿Por qué aplicaste a Labcitoyen 2016?

Porque era el espacio ideal para compartir mi trabajo, crear vínculos, ganar experiencia en mi campo de trabajo asociativo y conocer un poco más de cerca la cultura francesa.

3/ ¿Tus expectativas han sido satisfechas? ¿Tienes alguna decepción?
En absoluto. Lo único que lamento es el poco tiempo.

4/ ¿Cómo te pareció el evento (organización, contenidos, intercambios con la gente…)
?
Una experiencia de otro planeta. Quizá caiga en el cliché, pero llegamos a formar una pequeña gran familia que se hablaba en francés y en todas las lenguas del mundo (bueno, casi todas). La oportunidad de compartir con grandes académicos, figuras representativas del trabajo asociativo en Francia y jóvenes tan comprometidos en un evento tan bien organizado fue algo que nunca creí llegar a vivir. En todos los niveles posibles (organización, logística, acompañamiento, etc.) 20 de 20.

5/ ¿Cuál es el momento que más te llamó la atención?
Es difícil retar así a la memoria, pero en este momento puedo hablar de dos en especial. El primero fue el primer día de actividades, cuando tuvimos una conferencia de Frédéric Worms, profesor de la École Normale Supérieure. Un profesor de mi carrera me había contado que esa es la institución más prestigiosa en estudios de Ciencias Humanas en Francia, y una de las más reconocidas en el mundo; no cualquiera llega allí. Tener una charla con alguien tan prestigioso fue un privilegio. El segundo momento, era a la hora del desayuno. Para mí era un descubrimiento conocer un poco de cada uno, su país, sus costumbres y su lengua en esos espacios de la cotidianidad.

6/ En este programa, pudiste intercambiar con jóvenes de países de Europa, Asia y África. ¿En qué medida te parece que las realidades en estos países son diferentes a las de Colombia? Al contrario, ¿qué similitud hay en el ámbito de los derechos humanos y de la salud?
Una conclusión importante es que si bien Europa nos lleva años luz en ciertos aspectos, como el tema de derechos de pacientes, por ejemplo, no es el paraíso. Nuestros compañeros de Portugal, Grecia, Rumania o Serbia, por solo mencionar algunos, nos contaban casos que, al menos para mí, parecían increíbles. Asimismo, hay países con situaciones realmente difíciles. Pienso ahora en dos ejemplos. La representante de las Islas Comores, país del sudoeste africano, nos contaba los obstáculos que deben afrontar las madres gestantes para dar a luz. En muchos casos, tienen que ir de manera ilegal a Île de la Réunion (departamento francés de Outre-Mer) para recibir atención. También, me impactó las consecuencias de la guerra de Irak en la salud de los niños, relatadas por la participante de este país.

Otro factor muy interesante en las discusiones era la influencia de las diferencias culturales entre nosotros. Recuerdo que el día dedicado a la Éducation sexuelle abordamos la cuestión del aborto. En un punto del debate hubo algo tensión, pues nuestros compañeros de confesión musulmana nos contaban que está prohibido en todos los casos, incluso en los que contemplaban algunos de los países occidentales. Para nosotros, sobre todo los participantes de América Latina, resultaba algo extraño. No obstante, no pasó de un breve malentendido.

7/ ¿Cómo era la visión de los participantes (y de los franceses) sobre el proceso de paz en Colombia?

Francamente, no se habló mucho del tema. Sin embargo, en los breves intercambios que tuve con algunos compañeros y los tutores de LabCitoyen (Vincent Edin, Clotilde Girier y Élodie Vialle) me contaban de lo esperanzador que resulta para la comunidad internacional este proceso. Evidentemente, las preocupaciones de Europa hoy son otras, pero están expectantes y prestos a colaborarnos.

8/ ¿Qué aprendiste sobre los desafíos del tema de la salud desde la perspectiva de los Derechos Humanos?
Que hay que pelear esa lucha hasta donde se pueda, y más lejos. Muchas veces, y hablo desde mi experiencia, caemos en una espiral de decepción. Sin embargo, conocer jóvenes, ¡JÓVENES!, con un compromiso tan grande, tanta experiencia, tantos proyectos y, sobre todo, contextos tan complejos, solo puede inspirar. No se trata de “Siempre hay alguien peor que yo”, sino “Siempre hay mejores ejemplos”. Mi admiración y respeto a estos jóvenes patrimonio de la humanidad.

9/ ¿Cómo lo vas a aplicar en tus actividades asociativas y profesionales?

A lo largo de las discusiones hubo ideas muy interesantes. De golpe te dices que este o tal proyecto podría funcionar; además, logré crear vínculos con algunos participantes. El trabajo apenas comienza.

10/ ¿El programa te permitió visitar la capital francesa? ¿Qué te pareció?
Debo advertir a los próximos participantes que la agenda es muy apretada. LabCitoyen no tiene nada de turismo. De hecho, recuerdo que, al final de la primera jornada, comentaba con algunos compañeros que me sentía como en un día de universidad. Claro, las actividades se desarrollaron en diferentes puntos de París, lo cual nos permitió conocer un poco la ciudad; anduvimos todo el tiempo en metro; asimismo, hubo una jornada dedicada a un recorrido por algunos puntos turísticos; y bueno, siempre quedaba la noche para salir a divagar un poco. Por otra parte, más allá de los pros y los contras, París es París. Recuerdo cuando llegué. Desde el metro que me traía del aeropuerto no se veía nada de la ciudad, más que barrios, para había algo que me decía que estaba en París. Ya desde antes quería esta ciudad y luego de esta experiencia… bueno, la vida es corta como para quedarse en casa.

11/ ¿Cuáles son tus proyectos futuros?
En el ámbito académico, finalizar mi carrera, seguir con mis sueños de traductor, terminar mi tesis sobre Julio Cortázar y comenzar mi maestría; en el campo asociativo, continuar con algunos proyectos que ya andaban desde mucho antes del viaje y seguir inconforme con este mundo. Y viajar, después de LabCitoyen algo cambio al respecto. Tal parece que cuando comienzas a recorrer el mundo no quieres dejar de hacerlo.

12/ ¿Quieres contar algo más?

Hay que creer. Cuando me presenté a LabCitoyen y supe del nivel de los participantes en Colombia di la causa por perdida. Pero no. Hoy puedo contar que monté en avión por primera vez, cruce el charco, conocí París, hice amigos, aprendí mucho y viví dos de los mejores meses de mi vida. Hay que trabajar duro, confiar en lo que se hace, participar en los proyectos que aparezcan y no conformarse.

JPEG


Relato de Olga


1/ Presentate en algunas lineas :

Mi nombre es Olga Lorena Mayorca Cerpa, tengo veintidós años, soy egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Cartagena, aprendí francés en la Alianza Francesa de Cartagena y me apasionan los Derechos Humanos.

2/ Porque aplicaste al Labcitoyen 2016 ?

Una vez me enteré de la convocatoria en la página web de Campus France, decidí inscribirme. La temática eran los Derechos Humanos y el Derecho a la Salud y me interesaba conocer el Sistema de Salud y de Seguridad Social de Francia además de adquirir ideas nuevas para utilizarlas dentro de mi carrera.
3/ Tus expectativas han sido satisfechas ? Tienes alguna decepción ?
Estoy absolutamente satisfecha con la experiencia, labcitoyen es un programa enriquecedor en todos los sentidos en el que conocí nuevas culturas, pude hablar en francés, visitar Paris, escuchar opiniones y participar en escenarios de discusión con excelentes profesionales en temas de Derechos Humanos.

4/ Como te pareció el evento (organización, contenidos, intercambios con la gente…) ?

El evento estuvo muy bien organizado desde la salida de Colombia con el acompañamiento de la Embajada de Francia en mi país hasta la acogida y el desarrollo del programa por parte del equipo de L’Institut Français; nuestras chaperonas Francine y Melissa se encargaron de que no tuviéramos ningún inconveniente. Las conferencias, debates, mesas redondas y seminarios permitieron que en una semana pudiéramos intercambiar experiencia y opiniones y aprender de la temática principal como era los Derechos Humanos y el Derecho a la Salud.

5/ Cuál es el momento que más te llamó la atención?

El momento que más me llamó la atención fue la visita a l’Institut Pasteur porque pudimos conocer los programas que ofrecen, sus instalaciones, los objetivos que han cumplido y los que esperan desarrollar a largo plazo, y el esfuerzo que invierten en la investigación científica, recuerdo que al finalizar la jornada todos los participantes nos mostramos admirados por Francia y su cultura.

6/ En este programa, pudiste intercambiar con jóvenes de países de Europa, Asia y Africa. En qué medida te parece que las realidades en estos países son diferentes a las de Colombia? Al contrario, que similitud hay en el ámbito de los derechos humanos y de la salud ?

Uno de las mejores cosas que promueve Labcitoyen es el intercambio cultural, al conocer jóvenes de otras partes del mundo supe que en cada país existen dificultades y que las realidades que ellos viven no son muy diferentes a las que suceden en Colombia. En el ámbito de derechos humanos y salud todos concordamos en que debe fortalecerse el Sistema de Salud de nuestros países, mejorar la atención en el acceso a la salud, hacer énfasis en el suministro efectivo de medicamentos y respetar los derechos de las personas en condiciones vulnerables.

7/ Como era la visión de los participantes (y de los franceses) sobre el proceso de paz en Colombia?

Me sorprendió saber que todos estaban al tanto del proceso de paz que se vive en Colombia y aunque no conocian con exactitud cómo se estaba llevando a cabo y se dejaban llevar por algunos estereotipos propios de las series de televisión que no concuerdan para nada con nuestra realidad, sí sabían que Colombia era un país tocado por un conflicto interno y que tenemos el propósito de darle fin.

8/ Que aprendiste sobre los desafíos del tema de la salud desde la perspectiva de los derechos humanos?
Aprendí la importancia del papel que juegan las Fundaciones, Asociaciones y Organizaciones no Gubernamentales dentro de las políticas de desarrollo de un Sistema de Salud. A sí mismo, comprendí la necesidad de invertir más en investigaciones y en garantizar el acceso a los servicios de salud para no vulnerar los derechos humanos de las personas afectadas con una enfermedad.
9/ Como lo vas a aplicar en tus actividades asociativas y profesionales?
En la Asociación a la que pertenezco me permitieron realizar unas charlas para contar mi experiencia y lo que aprendí en el evento y espero aplicar lo aprendido en los trabajos que realicemos de ahora en adelante; a nivel profesional, estoy dirigiendo mi proyecto de estudios hacia toda la temática de los derechos humanos y espero poder desarrollar me profesionalmente dentro de ese ámbito.

10/ El programa te permitió visitar la capital francesa. Que te pareció?
Paris es maravilloso, la ciudad, las personas, el idioma y todos los lugares que visité en compañía de mis compañeros hicieron de Labcitoyen una de las mejores experiencias de mi vida y de la que me siento orgullosa de haber participado.

11/ Cuales son tus proyectos futuros ?
Mi principal proyecto es seguir ayudando a nivel asociativo en la promoción y defensa de los derechos humanos en mi país, por lo que aspiró realizar un Master enfatizado en los Derechos Humanos y seguir realizando trabajos que me permitan aportar en el desarrollo de la población de mi país.

12/ Quieres contar algo más ?
Por último, quisiera agradecer a la Embajada de Francia en Colombia y al Institut Français de Paris por brindarme la oportunidad de participar en el Labcitoyen, sin duda es una iniciativa que fomenta la protección de los derechos humanos y una magnifica experiencia para los jóvenes de todos los países participantes.

publié le 09/09/2016

haut de la page