- Exposición «Manet, inventor de lo Moderno»

Más que una retrospectiva monográfica, Manet, inventor de lo Moderno, pretende explorar e ilustrar la situación histórica de Edouard Manet (1832-1883), entre la herencia reafirmada del romanticismo, la repercusión de sus contemporáneos y el flujo mediático de su época.

JPEG - 25.7 KB
Édouard Manet, La amante de Baudelaire, 1862, Óleo sobre lienzo, 90 x 113 cm, Budapest, Museo de Bellas Artes / Créditos: Szépművészeti Múzeum, Budapest - András Fáy


.


Exposición «Manet, inventor de lo Moderno»

Del 5 Abril 2011 al 3 Julio 2011

Musée d’Orsay, Paris

Desayuno sobre la hierba (1863), Amazona de frente (1882), El Balcón (1868-69), El pífano (1866), Olympia (1863)... Durante la primavera de 2011, el museo de Orsay acerca este célebre artista al gran público con la exposición: Manet, inventor de lo Moderno.

Se trata de la primera exposición de conjunto dedicada al pintor desde la memorable retrospectiva organizada en 1983. Desde entonces, se han llevado a cabo un gran número de trabajos que han documentado su biografía y analizado su obra y se ha afinado el conocimiento sobre la pintura francesa desde 1840 a 1880, lo que ha permitido matizar las lecturas demasiado maniqueas del impresionismo. De esta doble evolución, impulsada en gran medida por el museo de Orsay, surge una nueva figura de Manet y de su generación

Manet es el autor del famoso Desayuno sobre la hierba, expuesto por primera vez en 1863 en el Salon des refusés (Salón de los Rechazados), nuevo centro de exposiciones inaugurado por Napoleón III para acoger las obras rechazadas para el Salón Oficial. Fue amigo de impresionistas como Edgar Degas, Claude Monet, Auguste Renoir, Alfred Sisley, Camille Pissarro o Paul Cézanne. Las obras de estos últimos tienen una clara influencia del estilo de Manet y, por su parte, ellos también influyeron en el arte de éste. Pero Manet siempre quiso mantener su independencia.

JPEG - 58.3 KB
Edouard Manet, Déjeuner sur l’herbe, 1862


.

La exposición del museo de Orsay explora esta independencia, fuente de modernidad. Manet es moderno porque conjuga, con la misma intensidad que Courbet pero de forma diferente, el flujo mediático que caracteriza su época con la circulación no regulada de imágenes. La exposición replantea los vínculos del arte de Manet con la cultura romántica, tanto desde un punto de vista visual como literario o político. La exposición presta especial atención a las enseñanzas de Thomas Couture, el impulso de Baudelaire, la reforma del arte religioso, el imaginario erótico y sus zonas de sombra… La novedad de un artista tan imprevisible no puede resumirse por la suma de los recursos que condensa. En otros momentos del recorrido de la exposición se intenta ilustrar el arte de la fragmentación, su relación con la pintura «femenina» (Berthe Morisot, Eva González), su impresionismo desplazado y su complicidad con el Mallarmé más oscuro.

Manet sigue siendo el artista moderno que se atrevió a desafiar a los maestros antiguos, desde Fra Angélico hasta Velázquez. La modernidad es también una cuestión de adscripción, e incluso de oposición.

Fuente: www.france.fr

Mayores informes:

- Información útil

- Visitas-conferencias en familia de la exposición «Manet, inventor de lo moderno»=254#tt_news28612]

- Visita de la exposición «Manet, inventor de lo moderno»=254#tt_news28906]

- «Manet, inventor de lo moderno», en la página Web Culture.fr

publié le 05/05/2011

haut de la page