Entrevista del Embajador de Francia en Semana.com

El embajador de Francia, Jean-Marc Laforêt, habló con Semana.com del proceso de paz, la eliminación de la visa, las crisis mundiales y Nairo Quintana.

La exención de la visa para Europa puede estar antes del final del año”

por Cristina Castro y Silvia Camargo, editoras de Revista Semana

El embajador de Francia, Jean-Marc Laforêt, habló con Semana.com del proceso de paz, la eliminación de la visa, las crisis mundiales y Nairo Quintana.

JPEG

Semana.com.: La fiesta nacional de Francia, que se celebró el 14 de julio, coincidió con una de las noticias que más esperaban los colombianos: no tener visa para ir a Europa. ¿Cómo va ese proceso?

JEAN-MARC LAFORÊT.: En efecto ese es un tema que es muy importante para Colombia y para nosotros los europeos. Está andando bien, conforme a lo que estaba previsto. Durante la visita del Presidente Santos a Bruselas, en junio, se firmó el acuerdo. Faltan todavía unos trámites que son un poco demorados, pero el objetivo es implementar la exoneración del visado antes del fin del año. Este no solo cubrirá a Francia sino a todos los países del espacio Schengen, que son la mayoría de Europa, salvo algunos como el Reino Unido.

Semana.com.: ¿Qué expectativas tienen de lo que puede pasar cuando se elimine la visa?

J.M.L.: Vamos a ver. Sin embargo, ya hay algunas previsiones. Las compañías aéreas estiman que puede incrementarse el 30 por ciento del flujo de pasajeros hacia Europa. Se va a simplificar mucho la posibilidad de viajar porque no habrá que pagar más una visa y las personas podrán tomar su decisión de viajar con muy poca anticipación. Aproximadamente 20 mil colombianos solicitan anualmente visa para ir a Francia. Somos, después de España, el segundo país de la Unión Europea en ese sentido.

Para dar un ejemplo de nuestro empeño en este tema durante la visita del Primer Ministro francés, Manuel Valls, el pasado 25 de junio, se firmó un acuerdo que permitirá a los jóvenes colombianos y a los jóvenes franceses quedarse un año en Francia y en Colombia para hacer turismo y trabajar para financiar su estadía. Eso es algo que va más allá de la exoneración de visa Schengen.

Semana.com.: Ya que toca el tema, hablemos de ese tema. La visita fue interpretada como un gesto de apoyo a los esfuerzos de paz.

J.M.L.: Era la primera vez en la historia de la relación entre Francia y Colombia, que lleva más de 200 años, que un Primer Ministro francés estaba de visita en Colombia. Tuvo reuniones con el Presidente Juan Manuel Santos, con muchas personas, con víctimas del conflicto, y creo que lo que él dijo hace quince días sobre el proceso de paz tiene su valor hoy.

Semana.com.: ¿Qué dijo el primer ministro en esa oportunidad?

J.M.L: Apoyó todos los esfuerzos del Presidente Santos y del gobierno colombiano. Francia está totalmente a disposición de acompañar al gobierno colombiano hoy y después de la firma de los acuerdos, en esa fase de posconflicto. Cuando nuestro Primer Ministro estaba en Colombia, el pasado 25 de junio, era un momento difícil para el Proceso de Paz, en medio de un incremento de la violencia, de los actos armados. El anuncio de La Habana (sobre el desescalamiento del conflicto) de hace unos días es muy importante.

Para nosotros es una muy buena noticia. Yo creo que, como dijeron los negociadores y el Presidente Santos, las cosas deben andar con dos vientos. Acelerar el movimiento en La Habana para llegar a los acuerdos que quedan en discusión y también desescalar el conflicto porque es verdad que después de dos años y medio de negociación, la realidad nos demuestra que es muy difícil mantener eso así.

Semana.com.: Usted tiene una actitud positiva…

J.M.L.: Creo que es muy natural, como en cualquier país, en un tema tan complicado como la paz después de 50 años de conflicto armado, que haya discusiones, debates, oponentes. Pero también considero que para que haya más confianza en el proceso de paz, es importante que en la práctica, en la vida diaria, cada vez exista una nueva realidad con menos violencia. Todas las medidas que fueron anunciadas para el desescalamiento del conflicto son muy importantes y tenemos expectativa sobre lo que va a pasar en cuatro meses (que fue el plazo que se dio el gobierno para revaluar el proceso). Como en una maratón, los últimos doscientos metros son a veces más difíciles que los cuarenta kilómetros que se corrieron antes. Pero creo que nos estamos acercando a la llegada.

Semana.com.: ¿Qué rol ha jugado Francia en las negociaciones en La Habana y qué rol cree que puede jugar cuando se firme la paz?

J.M.L.: Francia no juega un papel directamente en las negociaciones. Se pude decir que juega un papel apoyando políticamente, apoyando con su cooperación, con sus propuestas, el Proceso de Paz. Y lo apoyará de una manera diferente en esa fase de posconflicto y a partir de las necesidades del país y del gobierno. Nuestra disposición es total en eso.

Semana.com.: Francia solía tener un papel más activo en los temas de paz de Colombia...

J.M.L.: No he sentido esa interpretación. El corazón del problema del proceso de paz es un asunto colombiano. La solución, la llave, la tienen los colombianos. Los extranjeros pueden dar un apoyo político, económico o de cooperación pero es solamente un apoyo. Lo que pasa es que hasta 2008 hubo una fuerte implicación de Francia en el tema de los secuestrados, por razones evidentes. Hoy creo que es mucho mejor hablar en una situación donde no tenemos que preocuparnos por secuestros que no acontecen más. La situación de 2015 no es la misma que la del 2008.

Lo que pase en La Habana será una muy buena noticia primero para Colombia y para América del Sur, pero también para el mundo entero. En un planeta en donde los focos de crisis, de guerra, de conflicto, de terrorismo, son cada vez más numerosos, si de Colombia puede salir la buena noticia que es posible parar la guerra, creo que ese será un mensaje que va mucho más allá de sus fronteras.

Semana.com.: Y hablando de parar la guerra, Francia tiene un papel importante en el histórico acuerdo firmado con Irán. ¿Cómo vio esa noticia?

J.M.L.: Primero hay que precisar que el acuerdo es de los Miembros Permanentes del Consejo de Seguridad que son Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido y Francia, más Alemania. Es una negociación muy importante que se ha demorado mucho. Ahí yo pienso que hay personas que piensan que los dos años que lleva Colombia en el proceso de paz es mucho, pero por ejemplo el acuerdo con Irán demoró doce años. Para nosotros es una muy buena noticia en un mundo donde hay más crisis que soluciones a las crisis. Ahora hay que implementarlo y eso será un proceso.

Hubo algunas decisiones que limitan el acceso de Irán al nuclear civil para que no haya utilización militar de la energía nuclear. Habrá un sistema muy robusto de verificaciones y en función de eso habrá un levantamiento progresivo de las sanciones contra Irán, que es muy importante para ese país y para la región del Medio Oriente.

Semana.com.: ¿Y frente a Grecia, qué posición ha tenido Francia?

J. M. L.: El Presidente Hollande ha dicho que Francia está a favor de un acuerdo para que Grecia se quede en la Zona Euro. Finalmente después de muchas noches de negociaciones difíciles eso va a ser así. Las decisiones que tienen que tomar los griegos son difíciles. Están atravesando una situación económica-financiera muy complicada, y no hay recetas mágicas. Nadie puede decir “yo tengo la solución y en tres meses vamos a arreglar el problema”. No, es una situación muy preocupante, pero lo importante para la Unión Europea era mantener a Grecia en el Euro. Entonces para nosotros el resultado ha sido muy bueno.

Semana.com.: Francia va a ser el anfitrión de la Cumbre del clima en diciembre. ¿Esa reunión por qué sería importante para los colombianos?

J.M.L.: Es importante para los colombianos, para los franceses y para todos los seres humanos porque lo que está en debate es el futuro del planeta. Y hablando de Colombia, es verdad que es un país que emite pocos gases invernaderos, a su vez es uno de los dos o tres países más frágiles frente a las consecuencias del calentamiento global. Ustedes lo vieron en los últimos años en los desastres naturales y creo que por eso para Colombia la cumbre es clave. Sabemos que podemos contar con la participación activa de Colombia para lograr un acuerdo. En este tema no podemos demorarnos 12 años, porque la situación del planeta cada día es más difícil.

Semana.com.: Por último Embajador, usted sigue el Tour de Francia. ¿Por quién va? Es la fiesta nacional francesa, pero de pronto resulta que usted es seguidor de Nairo.

J.M.L.: Creo que basta ver las imágenes del Tour. El pueblo francés, ya en 2013 tenía una fuerte inclinación a favor de Nairo. Y bueno, si no hay un francés en capacidad de ganar el Tour, creo que un gran número de franceses, - y no es una actitud antibritánica – podría ir por él. La sencillez de Nairo ha renovado un poco un deporte que estuvo un poco en problemas en el pasado. Y con figuras como él hay una renovación del ciclismo. Quedan más de diez días para demostrar que él tiene la capacidad de ganar. Pero aún si no gana este año, ganará el próximo.

*Con la colaboración de Jordi Buitrago Soetendal, estudiante del Liceo Francés.

publié le 21/07/2015

haut de la page