Entretien de l’ambassadeur accordé au quotidien "El Espectador".

GIF

Pierre-Jean Vandoorne, ambassadeur de France en Cololmbie. Photo de David Campuzano pour "El Espectador" - JPEG

El 13 de julio de 2013,

Entrevista con Pierre-Jean Vandoorne, embajador de Francia en Colombia.

« La educación superior no es un mercado ».

Francia recibe cada año unos 1.400 estudiantes colombianos. El saliente embajador francés resalta el buen momento de la cooperación entre los dos países.

La educación superior se ha ido convirtiendo en un apetitoso mercado para muchos países. Universidades e institutos han salido a la caza de estudiantes extranjeros ansiosos de un título internacional y dispuestos a endeudarse a cambio de él. Pierre-Jean Vandoorne, el saliente embajador francés en Colombia, dice que esa no ha sido ni será la política de su país frente a la educación. Para los franceses la educación es un bien universal y los estados deben trabajar para garantizarla.
Antes de dejar el cargo, Vandoorne analiza la cooperación académica que han construido los dos países a lo largo de su historia.

¿Qué tan apetecida es Francia por los estudiantes colombianos ?

De los cerca de 1.000 estudiantes becados por Colfuturo repartidos en 25 países, unos 129 han elegido Francia. Esto da una idea del nivel de cooperación y confianza mutua que hemos establecido con esta fundación, que es un modelo. Pero ese es un pequeño grupo dentro de los más de 3.000 estudiantes colombianos que están estudiando en Francia. Es decir, que en promedio poco más de 1.400 estudiantes colombianos nuevos viajan a Francia cada año. Este grupo conforma el segundo grupo de estudiantes latinoamericanos después de Brasil.

¿Es una tendencia que ha crecido o disminuido en los últimos 10 años ?

Nunca ha sido baja. Hubo un crecimiento sensible en los últimos diez años. Tradicionalmente recibíamos muchos estudiantes que venían de África del Norte y el África Subsahariana. pero esta importancia se ha ido reduciendo a medida que llegan de otros países. Con Latinoamérica tenemos una tradición fuerte en cooperación universitaria. Colombia es el único país de América Latina con el que tenemos un reconocimiento mutuo de los grados universitarios y niveles de educación alcanzados. Tenemos mas de 100 convenios de codiplomación.
¿Cuál es el perfil de los estudiantes que van a Francia ?
Hay estudiantes que van por su cuenta propia. Pero tenemos una proporción creciente de estudiantes en máster y doctorado. Cada año la proporción de estudiantes de posgrado va aumentando y eso se debe a la calidad de las instituciones colombianas y la oferta de las universidades francesas. Muchos de ellos viajan becados por convenios entre los dos países.

¿Cuánto paga un estudiante ?

El que no es becado debe pagar su viaje y mantenimiento. El estudiante becado además percibe una beca cofinanciada por Francia y el gobierno colombiano. Tenemos un mecanismo muy especifico que creamos en 2010. Son las becas para un selecto grupo de profesores investigadores. Ellos se benefician de la beca, pero además durante su estadía en Francia continúan recibiendo el sueldo de su universidad en Colombia. Hay que pensar en el joven investigador que a veces está casado y tiene hijos. Ese sistema le permite liberarse para viajar con la serenidad necesaria.
¿Y que tantos estudiantes franceses vienen a Colombia ?
La cifra no la conozco. Es difícil estimarla porque no todos se reportan ante la Embajada. Lo interesante es que va creciendo en función de la imagen de Colombia, que va mejorando, y la calidad de las universidades colombianas. Por otra parte, el español se ha convertido en algo muy atractivo para los estudiantes franceses.

¿Qué retos tienen los dos gobiernos en términos de cooperación ?

Colombia quiere elevar el número de doctores en su sistema universitario. Y en nuestro caso, hay que decirlo, el reto es mejorar nuestra capacidad para recibir a los estudiantes en las mejores condiciones, tanto a los franceses como a los extranjeros. No todos tienen los recursos necesarios para alquilar un buen apartamento. Hay que ofrecer ventajas como acceso a condiciones favorables de transporte, cine, teatro, museos. Creo que es nuestro principal desafío. Para algunos países, la educación es casi un mercado. No es nuestra posición. Para nosotros, recibir estudiantes extranjeros, mas allá de los motivos históricos, es hacer parte de una vocación que heredamos del siglo XVIII.

¿Qué tipos de obstáculos encuentran los estudiantes colombianos cuando van a Francia y los franceses cuando vienen a Colombia ?

Es una pregunta difícil. Creo que los estudiantes colombianos tienen que adaptarse a las exigencias de las universidades francesas. Tengo un amigo que fue presidente de la Corte Constitucional y rector de una universidad. Cuenta que cuando llegó a París y entregó su primera tarea, puso al final : “Lo siento, pero no he seguido el plan”. Y la única respuesta que recibe del catedrático es : “Lástima”. Ahora dice con humor que era macondiano pero entendió que tenía que aprender a ser más cartesiano sin perder la calidez del macondiano. Al francés que viene a Colombia le gusta el trato que tiene, que es mas cercano.

¿Cuánto se invierte en esta cooperación ?

Alrededor de 30 millones de euros al año.

¿Qué tarea le deja al próximo embajador ?

Como dijo algún ministro, hice todo y le queda el resto (risas), que es muchísimo también. Cada uno pone su granito. Dicho eso me atrevo a decir que hemos tenido en los últimos tres años una situación muy privilegiada y eso se debe al viaje que hizo el presidente Santos a principios de su mandato. Francia fue el primer viaje que Santos hizo a un país europeo. He tenido el privilegio de llegar en un buen momento. Eso no significa que las cosas iban mal antes.

Por : Redacción Vivir


http://www.elespectador.com/noticia...

publié le 15/07/2013

haut de la page