Entrega de la Orden Nacional del Mérito Sra. Angelica Uribe Gaviria

Querida Angelica Uribe,
Querido Presidente de la Alianza francesa de Bogotá,
Señora Delegada General de la Fundación Alianza francesa en Colombia,
Señoras y Señores miembros del Consejo de Administración,
Queridos Profesores,
Queridos Amigos,

Buena sangre no sabría mentir, Digna heredera de su padre muy francófilo, caballero del orden del Mérito y de la orden de la Legión de Honor, Angelica Uribe ya le aseguró el relevo de la descendencia a su hija, Elena, actualmente estudiante a Sciences-Po París.
Angelica es una mujer de carácter, de convicciones y de cultura.
Cuando su padre la inscribe en el liceo francés de Bogotá, usted tiene siete años, entonces no hablaba ni una palabra de francés… y sin embargo son las matemáticas modernas que van a plantearle más problemas: ¡ella en conserva hasta hoy un emotivo recuerdo!

Mujer de carácter, empieza su carrera en el servicio público, como abogada luego se lanza rápidamente a los negocios. Su trayectoria es libre, como su imagen. Angélica Uribe, actualmente miembro del Consejo de administración de la Alianza francesa de Bogotá, es abogada especialista en derecho de los negocios, derecho financiero y bancario, diplomada de la prestigiosa Universidad de los Andes y de la Universidad de Georgetown.

Su carrera es densa. Entre 1994 y 1999, se le entrega, la consejería y dirección jurídica del ministerio del Interior y Crédito público colombiano, la dirección general de Crédito del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En 2001 y 2002, asume el cargo de vicepresidenta jurídica de “Colfondos”, fondo de pensiones de Citibank, luego, a partir de 2002 y durante 5 años, la secretaria general de “Fogafin”, entidad financiera pública destinada a la preservación del equilibrio y de la equidad económica del país.

Su destreza intelectual también se aplica el campo inmobiliario: en 2007 se une a la Fundación Clinton y ejerce como directora de la empresa Fairmont. Miembro del Consejo de dirección de la Superintendencia financiera de Colombia, Angelica Uribe es también un miembro eminente del Consejo de administración del Liceo San Patricio a Bogotá.

Mujer de convicciones, su compromiso al servicio de la Alianza francesa de Bogotá, que valientemente presidió y modernizó, posiblemente encontró su fuente en los años pasadas en París, dónde hizo derecho. Considera en efecto que los fundamentos de su trayecto son franceses, anclados en un ideal de libertad, tolerancia y apertura a otros.

¡Y pensar de otro modo, siempre! Comprometerse con la Alianza francesa, a la que continúa hoy sirviendo en el seno de su Consejo de administración, es laborar para que este deseo de acceso a la cultura francesa se haga realidad para muchos colombianos y se transforme en una oportunidad. Es por otra parte el discurso que les libra a las jóvenes chicas que frecuentan la escuela creada por su madre, escuela de la cual ella es hoy garante: “Vaya hacia otros, descubra el mundo, hable otras lenguas.”

Querida Angelica, en una entrevista concedida en la Fundación Alianza francesa, en febrero de 2016, en el marco del Día internacional las Mujeres, usted declaraba: “en mi país, las mujeres son más determinadas que los hombres”. Las mujeres que le inspiran, aquellas a las que usted admira son todas estas colombianas que, en el seno de las comunidades o las asociaciones, luchan contra la pobreza, por la salud y por la educación. En esta entrevista, usted subrayaba que la condición femenina se mejoraba no obstante en el mundo y usted proponía esta conclusión: “En Colombia, después de más de 50 años de conflicto armado, aunque vemos que las más afectadas por la violencia son las mujeres. Serán también las mujeres quienes construirán la Paz.”

Angelica, usted, mujer de carácter, mujer de convicciones, usted es también una mujer de cultura, transbordada por el debate de ideas, seducida por los pensadores, los escritores y los filósofos franceses - de Derrida , Foucault, Le Clézio-. Y luego para usted, Angelica, aquí en Colombia dónde el debate de ideas toma toda su dirección y con el que la historia reciente ha sido marcada por la violencia y el silencio, su convicción es que “no hay salvación sin diálogo”.

Al cruce de tres culturas: la colombiana, la norteamericana y la francesa, Angelica, usted es una mujer admirable, consciente de esta riqueza cultural que usted encarna con tanta elegancia como discreción. Su acción, su compromiso testimonian una voluntad firme y constante de distribución, intercambios y una apertura a otros.

También, querida Angelica, “en nombre del Presidente de la República y en virtud de los poderes que nos han sido conferidos, le hacemos Caballero de la Orden Nacional del Mérito.”

publié le 06/10/2016

haut de la page