Francia en Colombia Embajada de Francia en Bogotá
fontsizeup fontsizedown

 français    Español  
Portada del sitio » Francia de la "A" a la "Z" » Descubriendo a Francia » 2. Los símbolos de Francia

El gallo y la Marianne

El gallo

El gallo figura desde la antiguedad en las monedas galas y se convierte en símbolo de Galia y de los galos como consecuencia de un juego de palabras, ya que el término latino "gallus" significa al mismo tiempo gallo y galo. Aunque en la alta Edad Media había desaparecido, volvemos a encontrarlo en Alemania ya en el siglo XIV como evocación de Francia. A partir del siglo XVI, esta ave acompaña a veces al rey de Francia en grabados, monedas, etc.

La Revolución Francesa lo empleó de manera más amplia. Por ejemplo, su imagen figura en platos y en el sello del Directorio. Una comisión de consejeros del Estado lo propuso como emblema a Napoleón I, quien lo rechazó por la siguiente razón: "el gallo no tiene fuerzas, no puede ser la imagen de un imperio como Francia".

A partir de 1830, vuelve a ser muy apreciado. Por ordenanza del 30 de julio de 1830, el gallo galo debe figurar en los botones de los uniformes y por encima de los estandartes de la guardia nacional.

Napoleón III lo desdeñó, naturalmente, pero el gallo se convirtió en símbolo casi oficial de la III República: las rejas del parque del palacio del Elíseo, forjadas a finales del siglo XIX, están decoradas con un gallo, así como la moneda de oro acuñada en 1899. Durante la Primera Guerra Mundial, el gallo francés no deja de oponerse al águila alemán.

Aunque la República Francesa prefiere actualmente el símbolo de Mariana, el gallo sigue figurando en el sello del Estado, que es el de la Segunda República: la libertad sentada y asiendo un timón en el que está representado un gallo. Es frecuente que se utilice en el extranjero para evocar a Francia, sobre todo como emblema deportivo.

La Marianne

Aunque la Constitución de 1958 haya privilegiado la bandera tricolor como emblema nacional, Mariana encarna también la República Francesa.

Las primeras representaciones de una mujer con gorro frigio, alegoría de la Libertad y la República, aparecen durante la Revolución Francesa.

El origen de la apelación de Mariana no se conoce con seguridad. Marie-Anne, nombre muy frecuente en el siglo XVIII, representaba al pueblo. Pero los contrarrevolucionarios también designaron así, en son de burla, a la República.

El gorro frigio, símbolo de libertad, formaba parte del atuendo de los esclavos liberados en Grecia y Roma. Con un gorro de este tipo se cubrían también los marinos y galeotes del Mediterráneo. Se supone que los revolucionarios del sur de Francia lo copiaron.

Durante la Tercera República, las estatuas y, sobre todo, los bustos de Mariana se multiplican, en particular en las casas consistoriales. Se van desarrollando distintos tipos de representación, según se dé más importancia al carácter revolucionario o al carácter "sabio" de Mariana: el gorro frigio se considera en ocasiones excesivamente sedicioso y se remplaza por una diadema o una corona.

Hoy en día, Mariana ha adoptado el rostro de actrices famosas. Asimismo, figura en objetos de amplia difusión, como las monedas o los sellos de correos.


publié le 11 de abril de 2005

Enlaces de interés

Facebook Twitter Google+ Storify Youtube Dailymotion Flickr RSS