Discurso de François Hollande para la candidatura de Paris a los JJ.OO 2024

Con motivo de la visita del Sr. Thomas Bach, presidente del Comité Internacional Olímpico, el presidente de la República francesa François Hollande dió un discurso.

Sr. Presidente del Comité Internacional Olímpico, estimado Thomas Bach:

¡Para nosotros es un gran placer recibirlo aquí en el Elíseo en presencia de los ministros, en presencia de la Alcaldesa de París, estimada Anne Hidalgo, del Presidente del Consejo Regional de Ile-de-France, Sra. Valérie Pécresse, y de los Presidentes de París 2024 pues ya debe usted imaginarse que somos candidatos para París 2024! ¡Queríamos darle la sorpresa con este evento!

Le damos también la bienvenida al Presidente del Comité Nacional Olímpico, Denis Masseglia, a la Presidenta del Comité Paralímpico, estimada Emmanuelle Assmann, y a muchas empresas, mecenas, organizaciones que se han ofrecido también para apoyar la candidatura de París 2024.

Ante usted se encuentra el equipo de Francia, pero no todo el equipo de Francia pues habríamos podido reunir todavía más integrantes; pero aquí está el equipo que se moviliza para esta candidatura. Sé que comenzó usted una visita a París, que ya conocía usted muy bien París pues es un amigo de Francia y viene muy a menudo a París y a Ile-de-France. Sin embargo se trataba no de una visita turística, ni siquiera de una visita gastronómica incluso si nada faltó. De lo que se trataba era de presentarle los lugares, los sitios, en donde se podrían ─si el Comité Internacional Olímpico lo decide así─ producir los Juegos Olímpicos en 2024.

Era esencial que se pudiera hacer la demostración de que ya tenemos equipamientos muy importantes; que ya tenemos lugares que pueden ser la sede de grandes competiciones y que tenemos proyectos de instalación para la Villa Olímpica, para cierto número de competiciones que podrían producirse aquí en Ile-de-France. No pudimos llevarlo a Marsella pero eso será después, porque Marsella está ligada a la candidatura de París pues habrá cierto número de competiciones que se llevarán a cabo o que se llevarían a cabo allá. ¡Intento evitar ─y usted conoce la sutileza de la lengua francesa─ el condicional para poner todo en futuro, pero no quiero anticiparme!

Ante usted se encuentra el equipo de Francia en el sentido en que aquí son los deportistas quienes presentan la candidatura: no son los representantes electos, no es el Presidente de la República, el Primer Ministro o las personalidades que quieren en un momento dado dirigir Francia. Es toda Francia la que se ha unido en torno a los deportistas y con una unidad que es excepcional. Debe usted saber que en Francia ─es muy diferente en otros países─ pero en Francia siempre hay sensibilidades, diversidades, divisiones en las familias políticas, pero también cierto número de corrientes filosóficas… pero si hay un tema que une a toda Francia, ese es la candidatura para los Juegos Olímpicos en París 2024. Es muy importante que evalúe usted esto y que tenga conciencia de ello, porque es verdaderamente un entusiasmo y un compromiso los que se han producido con motivo de esta candidatura.

Al principio, era necesario que hubiese una reflexión: ¿podíamos presentar de manera válida una candidatura? Y cuando se decidió esta candidatura, hubo este bloque que se formó, que es indestructible ─usted va a verlo─ que permite a Francia y París presentar con otra ambición esta candidatura.

¿Cuáles pueden ser los argumentos? No voy a desarrollarlos aquí, son los deportistas quienes ─ya lo dije─ están mejor calificados para decirlo. Pero queremos dar una orientación a esta candidatura en torno a la innovación y creo que muchas empresas podrán dar testimonio de ello. Innovación en todos los ámbitos, en torno a la cultura y al patrimonio porque es París, porque es Francia y en torno a la excelencia ambiental, porque es en París en donde se firmó el acuerdo sobre el clima: un acuerdo que va además a poder entrar en vigor a partir del final del año, habida cuenta de las ratificaciones que ya se han reunido.

Después, porque los valores de Francia y los valores del olimpismo son gemelos y celebramos con el mismo vigor: el respeto, la universalidad, la fraternidad y lo que el deporte puede aportar, en particular, a la juventud. Quiso usted también dar esta prioridad a las candidaturas que debían presentarse: que la juventud sea cada vez la generación que pueda entusiasmarse por los Juegos, que pudiera haber en todas las juventudes del mundo el mismo deseo de compartir las emociones y los éxitos y ─en un mundo roto, fragmentado por la intolerancia y por el odio─ hacer que pudiésemos precisamente levantar una esperanza: una esperanza común a través de los Juegos Olímpicos.

Queremos también recordarle ─pero usted lo sabe─ que Francia es capaz de organizar grandes eventos, y apenas recientemente con la Eurocopa 2016. Hemos sido capaces de organizar 40 campeonatos mundiales y continentales, en cualquier deporte estos últimos años. Por lo tanto tenemos no sólo las capacidades, no sólo los conocimientos y la experiencia, la tecnología para grandes eventos, sino que también podemos garantizar la seguridad.

La seguridad: este fue uno de los temas que se nos planteó, algo totalmente legítimo, cuando nos encontramos en Río. El equipo de Francia ya estaba reunido ahí y presentaba todos los argumentos para París y la seguridad. Fuimos capaces de garantizarla para los eventos de los que he hablado. La seguridad, es nuestra prioridad principal y todos pueden comprender las razones de ello. No sé qué será el mundo en 2024, pero será inevitablemente peligroso y no hay ningún país, ninguna capital, que pueda pensar que estará protegido, inmunizado.

Estamos ante esta realidad desde hace mucho tiempo, pero tenemos todas las condiciones para lograr proteger un evento como los Juegos Olímpicos 2024 y tenemos ─si me permiten decirlo─ debido a los eventos que se produjeron, una forma de preparación que ningún otro país puede tener, habida cuenta de lo que nos afectó duramente y de los medios de los cuales dispusimos. Estoy seguro ─más allá de las elecciones que se irán produciendo a partir de ahora y hasta 2024─ de que todos los presidentes de la República o las presidentas de la República pondrán todo su empeño para proseguir lo que hemos emprendido y que venía por cierto después de muchas decisiones. No es que la seguridad deba ser único reto, sino que es la condición previa que debemos garantizar a todos los atletas, a todos los deportistas y al mundo entero: y podemos hacerlo.

Podemos hacerlo porque tenemos también una concepción de la seguridad que consiste en dar a cada hombre y a cada mujer un lugar en la sociedad; un papel que pensamos es la condición misma de la vida en común: la ciudadanía. Y bien, son todos estos valores que queremos compartir y por eso me siento muy feliz de que pueda usted estar entre nosotros. Por cierto siempre nos ha hecho patente ─en los momentos difíciles o en los momentos de alegría, porque estuvo usted también en la COP21─ el apoyo del movimiento olímpico y para nosotros fue algo sumamente importante; en cada ocasión encendió usted la llama de la esperanza, y perdone que se lo diga, la llama de la esperanza, y quizá la llama olímpica en 2024: la recibimos con un gran placer.

¡Gracias señor Presidente!

Tengo un regalo para usted. Dejo que lo descubra, pero tiene cierta relación con los Juegos Olímpicos.”

Thomas Bach - ¡La bandera olímpica! ¿Ya la llevamos juntos, no?

El Presidente: Es la bandera olímpica de hace casi un siglo: hará casi un siglo cuando en 2024, se celebren los Juegos Olímpicos en París!./.

publié le 05/10/2016

haut de la page