Condecoración del Señor Jean - Claude Bessudo

El Embajador de Francia Jean - Marc Laforêt condecoró a Jean - Claude Bessudo con la Légion d’Honneur el pasado 17 de mayo de 2016.

Discurso del Señor Embajador :

Mon cher Jean-Claude, estimado Jean-Claude,

Les deseo la más cordial bienvenida en esta residencia de Francia, a Usted, a su esposa Danielle, a sus hijos Sandra, Ann y Samy, y a todos sus amigos que aceptaron nuestra invitación en el día de hoy, para acompañarlo en esta ceremonia de condecoración.

Jean-Claude, como Usted bien sabe, antes de ser nombrado Embajador de Francia en Colombia, yo ejercía el mismo cargo en Venezuela. Yo sabía muy bien que, a pesar de una larga historia compartida entre los dos paises, iba a tener que adaptar mi vocabulario, que aqui no se dice cambur sino banano, no se tienen panas sino parceros, etc.

Pero lo que sí no me esperaba es que, en su querida Colombia, lo que en todos los demás paises de habla española se llama turismo, acá tuviera otro nombre.

Y es que acá en Colombia, turismo se dice Aviatur.

Y de eso, estimado Jean-Claude, Usted tiene no la culpa, sino gran parte del mérito.

Usted nació en la Riviera francesa, en Niza, y por circunstancias difíciles de la vida, se vinó a Colombia con 12 años, invitado por su tíó paternal Victor y también por una hermana de su papá. Aqui pasó primero quatro años - creo que muy felices - disfrutando con sus nuevos amigos colombianos de la libertad que le proporcionaba el Liceo Pasteur después de los años de internado en Francia.

Y creo que es por eso, por agradecimiento a todo lo que le había dado el Liceo francés al muchacho que Usted era entonces – y que quizas sigue siendo - que muchos años después Usted se involucró en los órganos de dirección del Liceo, como presidente de la asociación de los ex-alumnos, y después como presidente de su junta directiva.

A los 18 años sin embargo, luego de algunos meses en la universidad de Los Andes y de una corta estancia en Nueva York, Usted emprendió el viaje de vuelta a Europa, esta vez a Bruselas, donde empezó a estudiar matemáticas.

Dicen que era un estudiante brillante, pero resulta que nunca terminó la carrera. Es que en Bruselas, por una casualidad del destino, Usted conoció a una joven estudiante belga, Danielle, con quien contrajo matrimonio a los 19 años, y juntos decidieron viajar a Colombia para probar su suerte en lo que fuera.

Fue entonces cuando su tía le propuso ingresar a la empresa AVIATUR, que había sido fundada unos 10 años antes por su tío Victor con cinco empleados.

Usted ya había empezado a conocer la empresa, trabajando como mensajero en los recesos veraniegos de sus años felices de alumno en el Liceo francés, pero en esta oportunidad, entró a tiempo completo como asistente de su tía, y poco después, le tocó asumir, a sus 20 años, la dirección de la empresa.

Desde entonces, gracias a su talento innato para los negocios, a su carisma y también a una disciplina ferrea heredada de su niñera alemana Tati, Usted ha logrado convertir una pequeña agencia de viajes de 30 personas en un grupo de 35 empresas que cubre además áreas como hotelería, seguros, asistencia y servicios médicos, trámites aduaneros y servicios de carga y logística, con alrededor de 4000 colaboradores.

Hoy en día, el grupo AVIATUR es una de las empresas turísticas más grandes de América latina, con presencia en 23 ciudades del país y también en el exterior, en Miami, Ciudad de Panamá, La Habana y Paris.

Usted personalmente se ha convertido además en un promotor incansable del potencial turístico de Colombia, hasta tal punto que la prensa llegó a darle alguna vez el apodo de Mr. Colombia y que el gobierno le propuso en el pasado la dirección de la Corporación nacional del Turismo.

De hecho, poca gente conoce como Usted los muchos encantos turísticos de Colombia, entre Barú – quizas su lugar favorito en el país, y por ende en el mundo - Mompox, Cayo Bolivar – que Usted calificó alguna vez de paraíso en la tierra - el parque Tayrona, donde AVIATUR ayudó a desarrollar un ecoturismo respetuoso, o isla Gorgona.

Usted dice a menudos que lo único que Colombia necesita para convertirse en uno de los destinos turísticos más concurridos del mundo es la paz, que ahora sí parece al alcance de la mano.

Ojala entonces su previsión se realice pronto, no sólo para la prosperidad de AVIATUR, sino fundamentalmente para el desarrollo integral del país y el bienestar de todos los Colombianos.

Jean-Claude, Usted dijo alguna vez que nunca había sentido vocación especial para ningun oficio en particular, que bien hubiera podido ser filósofo, escritor, matématico, o hasta actor de teatro, haciendo el papel de Monsieur Jourdain en el Burgués gentilhombre como lo hizo hace algunos años para recaudar fondos.

Sin embargo, la vida le presentó el desafío de asumir las riendas de la empresa creada por su tío, y casí 50 años después, con toda la paradoja que Usted dice en forma chistosa odiar al turismo y a los turistas, Usted puede sentirse muy orgulloso de lo que ha construido, con su familia y con sus colaboradores.

Pero por encima de todo esto, Usted, con su sonrisa permanente y su personalidad muy alegre, siempre ha sido una persona muy querida por sus colaboradores y por sus incontables amigos.

Le doy además las gracias por el apoyo que no ha parado de prestar a lo largo de los años a la comunidad francesa, al Liceo Pasteur como ya lo mencioné, a la Cámara de comercio e industria franco-colombiana, y a la Embajada a través de su presencia en la sección de los Consejeros del comercio exterior.

Si bien me imagino que la palabra jubilación no existe en el léxico de Jean-Claude BESSUDO, ahora que Usted entregó la presidencia de AVIATUR a su hijo Samy, espero que tendrá más tiempo para viajar con Danielle a estos sitios casi desiertos que tanto le gustan, como Clipperton y la Isla de Henderson, para llevar a sus nietos a Islanda, a Nepal o al parque Serengeti, o para disfrutar, en la calma de su refugio de Barú, de su música favorita : las misas de requiem y la música barroca.

Jean-Claude BESSUDO, es un verdadero placer para mí esta noche poder imponerle esta condecoración.

En vertu des pouvoirs qui me sont conférés par le président de la République, je vous fais chevalier de la Légion d’Honneur./.

Las fotos de la noche en la Residencia de Francia :

publié le 23/05/2016

haut de la page