"Colombia, un país de múltiples desafíos"

Por: El Espectador

"Un chat con..." 20 de Enero 2014

Jean-Marc Laforêt, Embajador de Francia en Colombia

’Colombia, un desafío interesante’

En octubre de 2013 asumió este cargo diplomático. Conocedor de A. Latina, donde ha vivido sus últimos años, estima que el proceso de paz “va a ser histórico” para la región. Buscará fortalecer la presencia de estudiantes colombianos en Francia.

JPEG

Jean-Marc Laforêt suele correr en las mañanas. Parte de su curiosidad en Colombia la centra en conocer la literatura del país. / David Campuzano - El Espectador

¿Cuáles son las nuevas propuestas en su período como embajador?

Llegué hace tres meses, después de cuatro años en Venezuela, por lo que ya tenía un conocimiento como vecino de Colombia. Me impactó el alto nivel de relaciones que tienen Francia y Colombia; la cooperación universitaria y la presencia de las empresas francesas es muy fuerte. Mi principal objetivo es mantener el nivel de relaciones y acompañar a Colombia en su crecimiento y transformación actual.

¿Cómo lograr este objetivo?

En todos los campos queremos tratar de mejorar la presencia francesa. Es fundamental acompañar los esfuerzos de Colombia para transmitir lo que está aconteciendo y ayudar a transformar cualquier imagen negativa que exista en el exterior. Cada año hay más franceses que se radican en Colombia, tenemos bastantes estudiantes en las mejores universidades de acá, hay grandes inversiones de empresas francesas y el turismo es cada vez mayor.

¿Cómo fortalecer los lazos de educación entre los dos países?

Hay dos elementos que explican el alto nivel de esa relación, visto que ya tenemos 3,300 estudiantes colombianos en Francia. Uno es la red de liceos franceses y de alianzas francesas. Hay muchos colombianos que hablan francés, lo cual es una ventaja para que vayan estudiantes a Francia. Segundo, en 2008 teníamos 26 acuerdos entre universidades francesas y colombianas, y en la actualidad tenemos 130, una cifra muy elevada. Queremos incrementar la presencia de estudiantes colombianos en disciplinas científicas porque buscamos hacer más esfuerzos para mejorar y mostrar el alto nivel en las ciencias en Francia, y que posteriormente los estudiantes vuelvan a ayudar con el crecimiento del país.

Después de su carrera diplomática en América Latina, ¿cómo llegó a Colombia?

Tuve la oportunidad, fui seleccionado. He tenido una trayectoria importante en la región y, además, después de Brasil y México, Colombia se está afirmando como la tercera potencia de América Latina. Tanto por gusto como por interés profesional, este país era una esperanza importante y más aún en este período en el que esperamos celebrar el proceso de paz que va a ser histórico tanto para el país como para la región. Estar en este momento en Colombia es un desafío interesante.

¿Cómo acompaña Francia el proceso de paz?

A nivel político reafirmamos todo el apoyo a los esfuerzos del presidente. Además, con referencia a puntos de la agenda, como la tierra, cooperamos con una alianza con el Ministerio de Agricultura de Francia que permite acompañar los esfuerzos colombianos.

¿Cómo ve las relaciones de Colombia con el mercado de la Unión Europea?

La firma del TLC en agosto de 2013 fue un paso importante en la relación entre la Unión Europea y Colombia. Es normal que haya discusiones sobre las ventajas y desventajas en algunos sectores, y evidentemente hay intereses de las dos partes. Ambas deben jugar el partido de buena fe.

¿Qué posición tiene Francia respecto a la apertura de las visas?

En las discusiones en Bruselas, Francia ratificó su postura a favor de la supresión de la obligación de la visa Schengen para Colombia y Perú. Esperamos que ello se pueda implementar cuanto antes.

¿Cuál es el estado actual de ese proceso?

Es un proceso burocrático. Depende de varios actores: los Estados miembros, la comisión Europea y el Parlamento. Además, este año habrá una renovación del Parlamento y de la Comisión, lo cual puede afectar el proceso. Por ello, tener una fecha es difícil, pero puedo estar casi seguro de que acontecerá antes de finalizar el año.

La legalización de la droga es un tema de actualidad en la región. ¿Qué posición asume Francia?

Francia apela a todos los convenios internacionales y no contempla modificaciones. Estando aquí en Colombia me doy cuenta de que en la región se contemplan modificaciones, lo que demuestra que las cosas están cambiando y eso no se puede dejar de lado. El debate en Francia siempre ha sido un tema complicado para los gobiernos y requiere evaluación.

¿Qué propuestas pueden contribuir al intercambio cultural entre Francia y Colombia?

Hay una presencia cultural francesa fuerte en Colombia, pero tal vez no hay una colombiana tan fuerte en Francia. Una idea podría ser la organización de una temporada cultural de Colombia en nuestro país para que pueda presentar su cultura. Eso se ha hecho con Brasil y México. Estaríamos dispuestos a organizarlo en los festivales y eventos franceses.

¿Qué es lo que más resalta de Suramérica, tras su experiencia en la región?

Resalto el carácter americano caracterizado por el optimismo y la confianza en el futuro, a pesar de las dificultades. En Europa, con países de tradición más antigua, se pierde esa actitud. Considero que para que un país tenga éxito hay que alimentar la confianza de los ciudadanos en su país y su futuro. Eso es una diferencia cultural importante entre América y Europa.

¿Qué es lo que más le apasiona del ejercicio diplomático?

Cuando elegí esa carrera hace 25 años, lo que más me interesaba era su aspecto polivalente. Un embajador tiene que estar al tanto de múltiples temas. La variedad de campos de la diplomacia y de los países me permite hacer una cosa diferente cada cuatro años.

Usted estudió en la Escuela Nacional de Administración (ENA), ¿considera necesario este tipo de formación en un país?

Cada país tiene sus propias instituciones. La nuestra es una escuela que capacita a los altos funcionarios en Francia y ésta tiene una historia de cooperación con Colombia. La ENA ha recibido a más de 60 estudiantes colombianos. Aquí hay una asociación de exalumnos de la Escuela en Francia que participan en la implementación de la cooperación entre ésta y la ESAP, que tiene una de alto gobierno. La ENA puede acompañar la formación de la administración pública colombiana.

¿En qué otro país de Latinoamérica le gustaría ser diplomático?

Conocí América del Sur y por ello sería interesante conocer México, pues es un país del norte y tambén de América latina./.

publié le 22/01/2014

haut de la page