- Clara Rojas con motivo de la publicación de su nuevo libro "A prueba de fuego"

JPEG - 37.6 KB

Luego del éxito obtenido con la publicación de su primer libro “Cautiva”, la ex secuestrada Clara Rojas, nos presenta su nuevo libro “A prueba de fuego”.

En él, hace referencia a la etapa de superación en la que ha tenido que afrontar diversos obstáculos, especialmente el hecho de reconocer que fue víctima y que ahora no lo es.

De ahí nace el proceso que ha tomado como su “resiliencia personal”. Desde la nueva vida de su hijo, Emmanuel, hasta sus proyectos futuros, Clara nos explica cómo, después de su libertad fisica, recobró su libertad emocional.

Qué ha hecho en estos 3 años después de su liberación? ¿Cómo es su vida cotidiana?

Realmente ha sido todo un desafío volver a la libertad porque he tenido que afrontar muchas cosas y he tratado de hacerles frente con todo el optimismo posible.

La resultante de eso es que acabo de escribir mi segundo libro que se llama “A prueba de fuego: resiliencia personal”. Este libro básicamente cuenta mi experiencia de vida desde el momento en que me liberan hasta este año en el que cumplo 3 años en libertad.

JPEG - 9.6 KB

Por qué razones escribió este libro?

Lo escribo justamente porque la gente me ha preguntado cómo ha sido posible levantarme tan pronto. A partir de esa pregunta, pensé: “aquí pasa algo”, entonces me puse a reflexionar y me senté un buen día a escribir.

He tenido múltiples desafíos de todo orden, desde las cosas más simples, por ejemplo, la organización de mi tiempo del día a día, asuntos referentes a la salud, e incluso en un momento incursioné en el tema político, pero decidí seguir escribiendo, gracias a que mi primer libro – “Cautiva”- fue bien recibido e incluso traducido a varios idiomas.

En Francia, por ejemplo, fue uno de los más leídos y muy bien aceptado por los franceses. En los Estados Unidos, el año pasado ganó el premio a la “Mejor Biografía” de un libro latino, eso para mi fue muy estimulante porque es un reconocimiento significativo ya que era la primera vez que yo escribía.

Qué fue lo más difícil de enfrentar después de su liberación?

El desafío más fuerte creo que fue en el tema emocional, porque después de liberarse de las cadenas, del aislamiento, de la soledad, de todo el drama del secuestro, aún queda todo lo que guarda uno en el corazón y en la mente.

Entonces hay que trabajar mucho interiormente para decir “eso ya pasó” y ahora estoy viviendo otra realidad que es el presente. En eso consiste la resiliencia personal, y gracias a esto es que puedo decir: “yo fui una víctima, pero ya no lo soy, o, ya soy una mujer que puede trabajar y vivir normalmente”, considero que esto ha sido el mayor logro!

Se dice que con los recuerdos se tiene la tendencia a ocultar una parte de lo malo. ¿Cómo son los suyos? ¿Qué queda después de estos tres años?

JPEG - 9.9 KB

El hecho de haber escrito mi primer libro, “Cautiva” sobre la experiencia del secuestro me ayudó mucho porque volví a enfrentar la realidad que había vivido, que fue dramática.

En este primer libro pude enfrentar esa realidad y a la vez ser conciente de que no podía seguir viviendo con esos recuerdos. No quiere decir que hay que olvidar todo completamente. Hay que pasar a la realidad de hoy, de hecho la nueva realidad que es esta libertad me absorbe y eso es bueno porque se deja de vivir amargado con esa pesada carga y esa es parte de la resiliencia, afrontar las situaciones difíciles y salir delante de manera positiva.

Soy conciente que fui víctima, pero gracias a Dios ya no lo soy.

A prueba de fuego”, ¿Qué simboliza este fuego?

A prueba de fuego” es el resultado de las situaciones difíciles, del alto riesgo en que algunas personas nos vemos enfrentadas y que logramos sobrevivir, esa es la razón del título de este segundo libro.

Hay dos tipos de liberaciones, la física y la mental. En estos momentos, ¿Se siente completamente libre?

Claro, porque finalmente los recuerdos, los resentimientos y las envidias, pueden ahogar a una persona, no dejan ver, no dejan sentir, no dejan vivir; entonces en mi caso yo tenía que luchar también contra eso, era mi segunda libertad la que estaba alcanzando, mi libertad real. Por mi hijo, era también necesario alcanzar esa nueva libertad, Emmanuel se convirtió en mi principal motivación.

Yo había vivido una niñez tranquila y me decía “no le puedo transmitir a mi hijo la amargura y el dolor”, soy conciente que una mujer feliz, una mamá feliz es una familia feliz, entonces tenía que proponerme una meta, la de recobrar la felicidad, la tranquilidad personal.

Cómo está Emmanuel? ¿Qué importancia tuvo en este proceso de resiliencia?

Está muy bien, acaba de cumplir 7 años, está grandísimo, el también ha sido parte de este proceso. El es un motor en mi vida, pero él también tuvo que readaptarse, afortunadamente todo va bien en su entorno. Ahora va al colegio, vive una vida normal como cualquier niño de su edad, pues en la situación nuestra también es un logro enorme porque ha podido encajarse en su vida.

Es resiliencia de los dos, él ha podido absorber este entorno que yo he trabajado para poderle brindar y lo ha recibido muy positivamente, el reencuentro con su familia en general ha sido muy positivo además él ha aceptado bien los tratamientos médicos que había que practicarle. Por ejemplo, cuando hubo que operarlo, las terapias físicas y el mismo hecho de entrar ya a un colegio grande. Han sido muchos cambios para un niño y en corto tiempo. Afortunadamente los niños se adaptan a todo muy fácilmente, eso ha sido de gran ayuda para mi.

Mi hijo apenas tiene 7 añitos pero sabe que existe el secuestro, que estuvimos secuestrados, que estuvimos en la selva, que él nació en la selva, y me dice, “mamá pero yo soy un niño famoso porque nací en la selva”, lo que demuestra que ya es conciente de esa realidad. Esto es muy importante para Emmanuel, con el paso del tiempo él seguirá, sin duda, teniendo más inquietudes; también es por esto que he escrito los libros, para que él entienda de primera mano como su mamá en una situación crítica, afrontó y superó los obstaculos”.

La creación hace parte de los procesos para llegar a la resiliencia, ¿Este libro es parte de este proceso también?

Sí, sin duda he encontrado una maravillosa forma de expresión que antes no había desarrollado. He encontrado una gran receptividad en la gente ya leen los libros. Precisamente ayer recibí un mail de una persona que lo había leído y me dice que tengo que seguir escribiendo porque tengo más cosas por decir, esto resulta muy estimulante.

El primer libro contaba su experiencia de secuestro, el segundo de como superar esta experiencia, ¿No cree usted que para cerrar este proceso de resiliencia el próximo tendrá que hablar de otro tema?

Por supuesto, creo que ya me vienen otros temas a la cabeza. Como usted mismo dice, la primera etapa era la del secuestro y la segunda de cómo superarlo, sobrellevarlo e inclusive le sirve de referente a mucha gente que ha pasado por la misma experiencia.

No soy la única que tiene un desafío fuerte aquí en Colombia, realmente lo tienen desde los niños, las mujeres y las familias enteras.

JPEG - 106.5 KB

Esta imagen de ex secuestrada, ¿Usted cree que la va a perseguir toda su vida?

Esperemos que no, yo creo que este libro es un paso para que la gente me entienda y me escuche simplemente como Clara Rojas; que entiendan también que el secuestro fue un capítulo de mi vida que mucha gente compartió conmigo porque ha sido extremadamente solidaria en el dolor y en la alegría y eso ha sido muy bonito.

Cómo fue su experiencia de lanzarse nuevamente a la política?

Me sirvió por dos razones, primero porque como ustedes lo saben, yo fui secuestrada haciendo política. Tengo el recuerdo de niña de un profesor de equitación que me decía: “cuando a uno el caballo lo bota, lo primero que hay que hacer es volverse a montar”, entonces es un poco eso, a mi me sirvió para romper ese temor inicial.

Pude recorrer el país, hablar con la gente y no solo con los medios, pues estuve en muchos auditorios con estudiantes y gente de muchos niveles, eso fue una experiencia enriquecedora e interesante aunque no haya sido elegida.

Cuál es su opinión sobre la nueva realidad colombiana?

Pues es compleja la realidad colombiana. Ahora con esta ola invernal nos ha afectado más fuerte de lo que pensábamos y desafortunadamente mucho más de lo que el gobierno mismo estaba preparado para afrontar. El resultado es que hay demasiada gente afectada, la infraestructura vial es terrible y esperemos que lo positivo de eso es que venga gran cooperación internacional para trabajar nuevos proyectos de infraestructura que nos permitan salir de esta situación.

Por otro lado creo que hay que reavivar las fuentes de empleo para lograr una mayor democratización y participación en temas sociales, no se trata solo de ayuda humanitaria, hay otras necesidades más profundas. Yo creo que mientras el país no tenga tranquilidad, no tenga seguridad, no tenga donde vivir ni cómo vivir, eso será siempre un semillero de violencia.

Ojalá que a raíz de esta ola invernal la comunidad internacional también sea receptiva, no sólo es cuestión de inversión, sino también de ayuda tecnológica, se necesitan crear redes de apoyo para saber como afrontar las épocas de lluvias fuertes.

De otra parte, también veo en política que no hay una oposición fuerte y esto en democracia es muy importante.

Qué falta para lograr la Paz?

Falta mucha decisión política, porque de alguna manera la situación militar o el avance militar no se ha visto reflejado en un triunfo político, y las FARC todavía no se ven motivadas a moverse del agujero en donde están.

Se requiere más decisión, más alternativas, más presión para ver como se le pone punto final a esa situación. La otra cosa es que aquí en Colombia nos llegaron todos los problemas al tiempo, entonces está la ola invernal, la violencia callejera, etc….es muy complejo.

Qué imagen tiene de Francia?

A Francia la llevo en mi corazón y la tengo allí desde niña; de alguna manera me crié bajo ese concepto utópico de la Revolución Francesa y el tema de los derechos fundamentales. Además el hecho mismo que como abogada todo el espíritu francés está inmerso en los libros que estudié.

Tengo una muy buena imagen de ese país, entendiendo por supuesto las dificultades internas que afronta, como muchos otros países.

En mi caso en particular, Francia estuvo muy cerca en el proceso de liberación y guardo ese agradecimiento. También estoy agradecida porque la primera editorial que me contactó para el libro fue una editorial francesa. Por supuesto que llevo a Francia en mi corazón!

JPEG - 118.2 KB
La mère de Clara Rojas, Mme Clara Gonzalez De Rojas reçoit la légion d’honneur - 10/09


.

Es por esto que está estudiando francés?

Sí, en parte. Aunque le confieso que siempre había querido estudiar francés, pero no había tenido el tiempo y tampoco la disciplina. Quiero cumplir ese deseo que tenía desde la época del colegio.

Le gustaría vivir en Francia?

De pronto, más adelante. Tal vez en algunos meses me gustaría pasar una temporada allá, me gustaría estudiar unos 6 meses o 1 año, con mi hijo. Por ahora prefiero quedarme en Colombia porque me parece interesante que mi hijo retome sus raíces.

Cuáles son sus proyectos?

Yo so muy positiva y optimista. Acabo de presentar mi libro, tuve una excelente aceptación en la reciente feria del libro, de hecho aparezco en el primer TOP de más escogidos. Es una respuesta magnífica la que me han dado la gente que ha comprado y leído el segundo libro.

Es también dando conferencias sobre el tema de la resiliencia, me están invitando a diversas regiones y este semestre tengo pensado seguir estudiando idiomas, no solo francés, estoy completando también los estudios de alemán.

Finalmente, quiero pensar bien cómo llevar a cabo las ideas que tengo sobre mi libro.

Mayores informes:

Sitio oficial de Clara Rojas:http://clararojas.com/

Entrevista realizada por Adrien Majourel y Melany Pimienta. (adrien.majourel@diplomatie.gouv.fr)

publié le 02/06/2011

haut de la page