Alexandre Toulemonde, nuevo Presidente de la Cámara de Comercio e Industria Franco-Colombiana (CCIFC)

JPEG - 12.1 KB

Oriundo de una familia de industriales del norte de Francia, Alexandre Toulemonde fue criado en Colombia. Después de estudiar negocios en París, regresó a Bogotá en 1979 como cooperante en la dirección de la Cámara de Comercio Franco-Colombiana (CFCCI). [1].
Posteriormente, Alexandre Toulemonde fundó una agencia de publicidad que dirige actualmente. Recientemente fue elegido Presidente de la CFCCI por un período de dos años. Este mes en Fresco Alexandre Toulemonde nos da un panorama de las relaciones comerciales entre los dos países y nos expone las ambiciones y perspectivas en la actual coyuntura económica.

1.¿Qué representa para usted la Cámara de Comercio?

Mi relación con la Cámara data desde mi llegada a Colombia. En aquella época éramos solo tres funcionarios. Cuando uno ve la evolución en 30 años, uno se da cuenta del camino recorrido. De una estructura sencilla y poco profesional, pasamos a ser una Cámara competente, financieramente estable y dotada de una muy buena imagen. Es considerada como una de las Cámaras más sólidas y diversificadas dentro de la red de Cámaras de Comercio Francesas Internacionales.

Colombia tiene un fuerte crecimiento, su imagen en Francia mejora enormemente y las autoridades francesas ofrecen una atención renovada a las relaciones comerciales hacia Colombia, como lo demuestra la apertura de la oficina de Ubifrance a partir del año 2012. Hay muchas nuevas oportunidades en este contexto. Es algo muy ambicioso y nuestros recursos a corto plazo son limitados, pero quiero aprovechar los cambios y reforzar aún más la Cámara de Comercio, como lo que se hizo en los últimos treinta años.

Cuál es el estado actual de las relaciones comerciales entre Francia y Colombia?

Durante su primera visita oficial, el Presidente Santos visitó Francia; un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Colombia está en proceso de aprobación; los acuerdos de no doble tributación y de protección de la inversión están también en proceso de discusión y, afortunadamente, no hay litigios importantes entre los dos países. La relación es armoniosa, lo que no siempre ha sido el caso. Hay muchos puntos positivos que nos permiten ser optimistas.

Sin embargo, existen sombras. Las exportaciones de Francia hacia Colombia han aumentado, pero han perdido en parte cuando uno mira el conjunto de las importaciones colombianas. Si observamos el dinamismo de otros países como Corea o China, hay de qué preocuparse sobre el futuro del rol económico de Francia en Colombia.

Pero somos el primer empleador extranjero en el país y tenemos muy buenas bases para fortalecer la presencia francesa. No obstante, las empresas francesas deberían fijar una mirada más amplia en la apertura de la diversidad global. A menudo se tiene la impresión de que para ellas el mundo pasa primero por Europa, luego África, después por Asia y solamente después por América, pasando desde el norte hacia el sur…Lo que deja a Colombia en una posición muy lejana, a pesar de los beneficios que ofrece el país : estabilidad política, crecimiento económico, respeto a la inversión extranjera, acuerdos comerciales con los países vecinos que forman un excelente bloque regional, localización geográfica, potencial Agrícola y minero, y beneficios fiscales, hacen que Colombia posea un gran número de ventajas.

3.¿Cuales son los sectores en Colombia donde la presencia de empresas francesas es particularmente notable?

La presencia de Francia en Colombia es destacable en múltiples aspectos. En primer lugar, debemos hablar del sector de la gran distribución: es casi del 100%, a través del grupo Casino y Carrefour. En la producción industrial, estamos presentes en el sector automotriz, en el campo de los electrodomésticos, el vidrio, y los productos farmacéuticos. En lo que concierne a los servicios, contamos con el subproceso, compra de medios y estudios de mercados, entre otros, sin mencionar las numerosas representaciones comerciales.

Sin embargo, quisiera llamar la atención de los sectores donde Francia debería estar presente y no lo está, en particular en el sector agrícola, el de la infraestructura, la minería y la construcción, son sectores importantes en donde Francia podría jugar un papel más importante.

Usted que tiene un conocimiento de estas dos culturas, ¿qué consejos les daría a los profesionales para empezar favorablemente negocios bilaterales?

Mi primer consejo para los Franceses que llegan es el de dejar de lado el orgullo. El hecho de que Francia sea un país avanzado en muchos aspectos, no hace a los Franceses más competentes que los Colombianos. A menos que traigan una tecnología propia o productos novedosos, no somos más que los Colombianos. Todos los empresarios franceses que se instalaron desde hace tiempo en el país piensan lo mismo : los Colombianos son excelentes trabajadores y generalmente muy bien formados.

Por otra parte, hay que comprender la importancia que tienen los aspectos formales para los Colombianos. Los Franceses tienen la tendencia de pensar que si el fondo es correcto, la forma importa poco. Este no es el caso en Colombia. Hay que estar muy atento a las formalidades legales del país, que a menudo suelen ser pesadas y son objeto de administraciones puntillosas y meticulosas… A pesar de todo lo que uno pueda pensar, hay que admitirlas para poder funcionar eficazmente en el país.

Finalmente, considero que los Colombianos, aunque sean extremadamente dinámicos son a menudo conservadores y sobretodo muy prudentes. Poco dados a lanzarse en proyectos nuevos que no hayan sido probados en otra parte, esto lo veo constantemente en publicidad. Es por eso que hay que saber presentar las novedades disminuyendo el aspecto de “riesgos” que éstas pueden conllevar.

[1Creada en 1917, la CCIFC es una asociación de empresas que tiene como objetivo apoyar a sus miembros en el desarrollo de sus actividades y ofrecer a las empresas francesas y colombianas, las herramientas necesarias para lograr y promover negocios entre dos países. La CCIFC es una asociación del sector privado, sin ánimo de lucro, de auto-financiamiento a través de los servicios que propone, por ejemplo: (estudios de mercado, organización de misiones de prospección, etc.)

publié le 02/08/2011

haut de la page