8 de Marzo, Día Internacional de los Derechos de las Mujeres

JPEG

En Colombia, en Francia, en Naciones Unidas y en el mundo entero se está celebrando el 8 de marzo de 2015 el Día Internacional de los Derechos de las Mujeres. Desde hace más de un siglo, los feministas convirtieron esta fecha en un evento mundial para recordar que la igualdad es una meta que se está conquistando día a día. Desafortunadamente también este año se deberá asumir el reto del 8 de marzo nuevamente.

Cada día en Colombia se cometen entre 3 y 4 homicidios contra las mujeres. Cada hora, se registran más de 7 denuncias de violencia intrafamiliar y de pareja en el país o sea más de una cada 8 minutos. La magnitud de las violencias sexuales, según la Corte Constitucional, todavía está subestimada, obstaculizada por la impunidad – en un 90 por ciento de los casos – y las dificultades para acceder a la justicia. Estos datos llevan a una conclusión aterradora: en el conflicto armado que enfrenta Colombia, las mujeres están aún más expuestas a la violencia que los militares.

Hoy en día, la violación de los derechos humanos más difundida en el mundo sigue siendo la violencia hacia las mujeres. De 10 mujeres, 7 fueron víctimas de violencias sexuales o físicas al menos una vez en su vida. En todos los países, bajo cualquier pretexto, se están atacando los derechos de las mujeres desde los argumentos más violentos y directos, la proclamación de la inferioridad del « segundo sexo », hasta el más discreto, pero devastador en igual medida « esto no es la prioridad ».

Pero esta prioridad sí existe en todos los ámbitos, porque trabajar por los derechos de las mujeres, es hacer progresar la educación, la salud, la paz y la igualdad. Es trabajar por los derechos humanos, es trabajar por el desarrollo. Por eso el 8 de marzo es un día internacional: porque en ningún país la igualdad se ha logrado. Todavía las violencias, las desigualdades profesionales, la ausencia de libre disposición de su propio cuerpo – primera violación de sus propios derechos – son la realidad común de la mayoría de las mujeres alrededor del mundo.

La implicación de todos los países, de las asociaciones y ONG y de cada uno de nosotros es más necesaria que nunca. La campaña “HeForShe” de las Naciones Unidas Mujeres o las de la UNICEF muestran el camino de la movilización internacional, tal como el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres, ratificado por Francia en 2014. Francia se compromete en el campo diplomático para hacer de la igualdad de género uno de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y para transformar estos objetivos en realidad tangible.

La movilización de la comunidad internacional para lograr la igualdad será imprescindible. No podemos actuar solos, ni tampoco podemos contentarnos con actuar solo un día. Por eso no se trata de festejar otro “Día de la Mujer” reduciendo estos enormes retos a un día más de los 365 del año. Al contrario, el Día Internacional de los Derechos de las Mujeres nos recuerda que el reto es cotidiano. Tratar de hacer que el 8 de marzo sea todo el año, en el mundo entero, es el desafío que tenemos que enfrentar. Juntos.

publié le 10/03/2015

haut de la page