- 2010, Año Internacional de la Biodiversidad: ¿a qué retos debe enfrentarse Francia?

En el marco de su cooperación científica y técnica, el Servicio de Cooperación y de Acción Cultural de la Embajada de Francia en Colombia, en colaboración con la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional y el Instituto Amazónico de investigaciones Científicas – SINCHI, se propone reunir durante el segundo semestre de este año, en el marco de un seminario, a científicos provenientes de Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil y Francia, especialistas de los aspectos de preservación del medioambiente y de la biodiversidad . Los especialistas debatirán el tema: "Las aguas compartidas en la Amazonía Colombiana".

Esta será una biuena oportunidad analizar las amenazas que inciden sobre los recursos hidrobiológicos y sus ecosistemas acuáticos . diversas propuestas serán presentadas durante el seminario



2010, Año Internacional de la Biodiversidad: ¿a qué retos debe enfrentarse Francia?


.

JPEG - 6.5 KB


.

La Asamblea General de la ONU ha declarado 2010 Año Internacional de la Biodiversidad. El objetivo es movilizar a la comunidad internacional sobre la riqueza y la fragilidad de la diversidad biológica para contener las amenazas que se acumulan (creciente urbanización, deforestación, prácticas agrícolas, polución, etc.). Asimismo, se trata de abonar el terreno para un cambio de verdad. Para ello, el Gobierno francés ha puesto en marcha un plan nacional, desarrollado por un comité directivo que reúne a científicos, poderes públicos, empresas y asociaciones. El programa cuenta con numerosas acciones. Esta movilización internacional es la ocasión perfecta para comprender mejor el papel fundamental que desempeña la biodiversidad para la perennidad de la vida en la Tierra.

En la Cumbre para la Tierra de Río de Janeiro, en 1992, todos los países firmantes del Convenio sobre la Diversidad Biológica se comprometieron a proteger y a restablecer la biodiversidad. En 2002, durante la Cumbre de Johannesburgo, los dirigentes del planeta se fijaron un objetivo más concreto: detener el declive de la biodiversidad de aquel año a 2010. Ya hemos llegado a esa fecha, pero no se han alcanzado los objetivos. Al igual que la lucha contra el cambio climático, la protección de la biodiversidad representa ahora más que nunca un reto medioambiental mayúsculo.

¿Qué es la biodiversidad? En constante evolución, la biodiversidad constituye la red de la vida de la que formamos parte íntegramente y de la que dependemos. La biodiversidad también es una red de interacciones y de dependencias mutuas entre miles de millones de seres vivos, decenas de millones de especies. La biodiversidad sustenta un gran número de procesos y de funciones de los ecosistemas naturales, como la calidad del agua y del aire, la regulación del clima, la lucha contra los parásitos, la polinización y la prevención de la erosión. Los sistemas alimentarios también dependen en gran medida de la biodiversidad y un porcentaje considerable de nuestros medicamentos (del 40 al 70%) procede de ella.

«2010 será el año de nuestra movilización en defensa de la biodiversidad», declaró en la UNESCO la secretaria de Estado de Ecología de Francia, Chantal Jouanno. En la agenda, una serie de acciones y de reuniones: en primer lugar, la elaboración de un inventario de la biodiversidad en Francia. Según los biólogos, si en estos momentos ya se han descrito en todo el mundo 1,9 millones de especies animales, vegetales y microorganismos, aún faltarían por descubrir entre diez y cien millones. En este proyecto participa toda Francia, no solamente los especialistas. Se ha animado a los habitantes de las ciudades y de los pueblos a censar las especies de pájaros, mariposas y polinizadores de sus jardines o sus balcones. Pueden transmitir la información recogida a través de una plataforma de Internet que se ha previsto con este fin.

En lo que respecta a las medidas anunciadas por los poderes públicos, «se han puesto en marcha 131 planes de conservación y de protección para cada especie en peligro de extinción, y también se ha previsto la creación de nuevos parques marinos». Según Chantal Jouanno, «el objetivo es proteger el 20% de los territorios marinos». Por otro lado, el Ministerio francés de Ecología, Energía, Desarrollo sostenible y del Mar va a reforzar sus acciones pedagógicas: se organizará una fiesta de la naturaleza del 19 al 23 de junio, con «un picnic nacional el 21 de mayo». El Museo Nacional de Historia Natural, así como muchos otros organismos, ya están implicados.

Hoy en día contamos con treinta y cuatro zonas del globo terrestre donde las especies son a la vez muy numerosas y se encuentran especialmente amenazadas. Entre ellas, se encuentra la cuenca del Mediterráneo. Los científicos ya se han embarcado en numerosas misiones de salvamento de la naturaleza. En el corazón de la selva amazónica, donde la diversidad de las especies es excepcional, una cincuentena de investigadores del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia participan en el ambicioso programa Amazonia. Su objetivo es descifrar esta selva, la más rica del mundo, que se extiende a lo largo de unos 4 millones de km2, repartidos entre nueve países.

«El Instituto Ecología y Medio Ambiente (INEE) del CNRS ha estrechado numerosos lazos fuera de nuestras fronteras en el marco de agrupaciones de investigación internacionales (GDRI), como el GDRI Biodiversidad y desarrollo sostenible en Madagascar, o el GDRI Biodiversidad de las enfermedades infecciosas en Vietnam», indica Françoise Gaill, directora científica del INEE. «Asimismo, el Centro de Investigación Insular y Observatorio del Medio Ambiente (CRIOBE), unidad de servicio y de investigación del CNRS, se ha movilizado para proteger los corales de la Polinesia francesa, especialmente en Tahití. Se ha establecido un acuerdo de colaboración privilegiado entre la Academia de Ciencias de China y el CNRS, y en abril organizaremos, junto con Israel, un gran coloquio sobre temas comunes: agua, toxicología, genética de las poblaciones, resistencia a la sequía, etc.».

Los investigadores del Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia trabajan en colaboración con los países de ultramar y los países del Sur. Desarrollan su actividad principalmente en África y en Latinoamérica. «En la Amazonia, mi trabajo se centra en los problemas que afectan a la biodiversidad acuática. Una investigación más teórica pretende catalogar y comprender los factores que controlan la biodiversidad: su aparición, su distribución y su conservación. Una investigación más aplicada aspira a responder a las preguntas de nuestros socios, como el estudio del impacto ambiental del proyecto de las presas en el Río Madera, en Bolivia y Brasil, o el diagnóstico de contaminación por mercurio en la cuenca del Iténez, en Bolivia», explica Marc Pouilly, investigador del departamento de Ecología acuática del IRD.

Annik Bianchini

Sitios de Internet
- http://www.biodiversite2010.fr : el portal francés del año internacional de la biodiversidad
- www.cnrs.fr : Centro Nacional de Investigación Científica
- www.ird.fr : Instituto de Investigación para el Desarrollo
- www.mnhn.fr : Museo Nacional de Historia Natural

publié le 11/10/2010

haut de la page